Username

Password

Remember me

Register

Recover password

Héctor “¡No me ayudes compadre!”

Written by Redacción on viernes, mayo 20th, 2016

Por Edgar Hernández

Decía don Fernando que si vas a hacer una cosa mal ¡hazla bien!.. Y no me informes el cómo por qué procedo contra ti…

De manera por demás categórica Héctor Yunes Landa ha exigido a los nalgaspronta del Duartismo ya le paren a sus torpes ayudas que más que beneficiarle le han complicado la percepción ciudadana de una lucha electoral por un pleito familiar.

Y es que el caso Sukar Kuri-Edith Encalada que revive páginas nebulosas de la vida de Miguel Ángel Yunes Linares, ha dividido a la opinión pública de tal suerte, como afirma Lidia Cacho, “si bien Yunes Linares es el peor candidato para Veracruz me desmarco de la farsa electoral”.

Habrá que recordar que la tenebra contra Yunes Linares se acentuó a partir del pasado 6 de abril cuando regresa a la Coordinación de Comunicación Social, Alberto Silva: la pelea por twuits, los deslizamientos informativos, la inducción editorial y la consigna de atajar a como dé lugar y cueste lo que cueste contra quien si llega “¡Nos va a romper la madre!”.

Es así que un enviado de gobierno Carlos Acevedo, hoy representante de Veracruz en la Ciudad de México, vuela a Cancún para ponerse en contacto con Edith Escalada, quien de adolescente fue prostituida por Succar Kuri y al paso de los años, ya liberada y su “papa adoptivo” en prisión por más de cien años, deja una estela de dudas y sospechas.

Acusada de corruptora de menores, menores como ella en ese entonces, de exigir dinero por sesgar la información, exigir regalías a la misma Lidia Cacho y dedicarse a la farándula luego de pretender de manera fallida avecindarse en Estados Unidos, Edith Escalada escucha el canto de las sirenas.

Una gruesa cantidad en dólares entregada en la ciudad de México por dar una conferencia de prensa, aparecer en el portal de Federico Arreola SDP, llevarla a Miami para que diera una entrevista a Univision, dejarse entrevistar por El Universal y Adela Micha y sostenerse en que “no puedo permitir que a Veracruz llegue un individuo como Miguel Ángel Yunes Linares”, fueron las condiciones pactadas.

El paralelo se le prometió patrocinio para que continuara su carrera como cantante apoyada por TV Azteca y tuviera una fuerte presencia como actriz en las revistas del corazón.

¿Por qué habría de pensarlo dos segundos quien hoy se erige como libertadora del pueblo veracruzano, de origen yucateca, de escasos recursos, madre soltera y con una hija menor de edad?

Es por ello que la manipulación le parece inaceptable a la autora de “Los Demonios del Edén”, Lidia Cacho.
“La forma en que reaparece la mujer que había pactado con Kamel Nacif y Mario Marín (PRI) para retractarse cuando había elementos para encarcelar a Yunes, y a otros, causó un gran daño a una veintena de víctimas que en su momento señalaron a Yunes con la evidencia de videos de pornografía infantil que quedaron descalificadas por la propia Encalada”.

Y advierte la periodista y escritora que “el tufo electoral de este montaje resulta inadmisible para las 200 víctimas del caso Succar Kuri”.
Mientras, Sandra Ortega Rivas, de quien se afirma tuvo una relación de amasiato con Yunes Linares “Hace años que no lo veo” este jueves se trasladó a Xalapa para aclarar que es una “aberración” el dicho de Edith Encalada de que “Miguel Ángel Yunes había tenido relaciones sexuales con mi hija”.

Aclara imprecisiones de Edith y reclama respeto en un asunto que para buena parte de la opinión pública es asqueroso y si bien desacredita y constituye un golpe definitorio para las aspiraciones políticas de Yunes Linares, no deja de ser ruin.

Ya la misma Sofía, hija de Sandra, a través de su tío, el periodista Francisco Garfias, publica en su leída columna Arsenal de Excelsior, “La Pesadilla de Sofía” en donde da cuenta que tenía 15 años cuando inició el viacrucis.

“Sofía Garfias Ortega, es mi sobrina –escribe el periodista-. Hija de mi fallecido hermano Antonio. Ella me comentó sé que es parte de la guerra sucia por la elecciones de Veracruz, pero ¡basta de tantas mentiras!”
No es cierto que Miguel Ángel Yunes Linares abusó de mí. No entiendo porque las necesidades políticas son superiores o más importantes que los vínculos de afecto. Él fue mi padrastro, me apoyó, pero nunca abusó de mí, nunca”.

“Todo esto me provoca ansiedad y se me revuelve el estómago y una de las grandes preguntas que me hago es ¿cómo le voy a decir a la familia de mi novio que no es cierto que mi padrastro abusaba de mí cuando no es cierto”.

A las anteriores revelaciones se suman los célebres audios en donde encueran las pretensiones de Javier Duarte por la vía de Gabriel Deantes y los 20 mil millones de pesos en caja para Héctor Yunes cuando llegue a la gubernatura.

Ello, cierto o no, deja muy mal parado al gobernador. Se suma además a la escalada de torpezas de quien por pretender ayudar enturbian y ponen en serio riesgo la victoria priista.

En los días que vienen, ya adelantaron los operadores, viene más mierda ante lo cual uno se pregunta: ¿De verdad ese es el camino?

Tiempo al tiempo.

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.