Seleccionar página

gustavohGustavo de Hoyos Walter, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), afirmó que el Ejército Mexicano está reclamando un marco jurídico legal que les permita actuar sin poner en riesgo a los elementos, que pasan de ser defensores a criminales.

Comentó que hace más de 13 años las fuerzas armadas vienen jugando un papel fundamental en proveer seguridad pública a lo largo y ancho del país.

“Sin embargo, hemos recogido ya, por bastante tiempo, este justo reclamo de los mandos militares porque el Poder Legislativo federal, el Congreso de la Unión, no le ha dotado de los instrumentos legales que den un sustento suficiente a esta acción que ellos realizan de forma cotidiana”, señaló De Hoyos.

Subrayó que el enojo de los militares y el llamado del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, “está plenamente justificado, porque es inaceptable que haya decenas de mandos militares, incluso de soldados de Marina, que por no contar con este marco y soporte jurídico para su actuación, por algún descuido, por alguna imperfección en su acción, han sido y están siendo sujetos a procedimientos legales”.

El líder empresarial indicó que si bien es justo emitir un agradecimiento a la labor que han llevado a cabo el Ejército Mexicano y la Marina, no se puede seguir escatimando a las Fuerzas Armadas el contar con herramientas jurídicas. 

“La labor de las Fuerzas Armadas debe ser respetuosa de los Derechos Humanos, y creo que en la gran generalidad de los casos así ha ocurrido, y de ninguna manera nosotros soslayamos que aquel militar, aquel marino que haya incurrido o que haya cometido una violación a los Derechos Humanos deba consentirse, pero lo que no podemos permitir es, por un lado, que estemos demandándole a las Fuerzas Armadas una tarea que en su naturaleza no es propia y que por otro lado le escatimemos de un marco legal indispensable para que puedan llevar a cabo esas tareas en términos de seguridad”, apuntó.

De Hoyos Walter enfatizó en que la labor de los militares está siendo de manera subsidiaria, “porque no lo están realmente llevando a cabo los gobiernos estatales ni el propio gobierno federal”, por lo que agregó que “llegó la hora de que el Congreso de la Unión se ponga a trabajar, tiene muchos años ya con esas iniciativas discutiéndose, y me parece que el reclamo que escuchamos del alto mando militar es un llamado de atención para que de una vez por todas terminemos y concluyamos con una legislación adecuada”.

Finalmente, comentó que es importante que antes de que termine este periodo ordinario de sesiones, el Congreso apruebe esta legislación, “pero también es indispensable que se apruebe la legislación en materia de mando único o mando mixto; nosotros tenemos claridad de cómo en muchas zonas del país hay una falta de entendimiento entre los gobernadores y los alcaldes porque se está dejando todo a la improvisación”